El Castillo de Úrbel is located on a steep hill. The current remains date back to the 15th century and were built by the Zúñiga family. Originally castle was built in the 11th century.

 

Comments

Your name



Details

Founded: 15th century
Category: Castles and fortifications in Spain

Rating

4.7/5 (based on Google user reviews)

User Reviews

Nitram _9404 (3 years ago)
Es muy bonito y hay unas vistas que no son para menos, además en el pueblo hay muy buena gente y un pequeño bar en el que tomar algo, no sólo el castillo si no que lo que lo rodea es también a tener en cuenta ya que el pueblo es parte también del parque geológico de las Loras
Mª Mar Garcia Alonso (3 years ago)
Precioso
Diego González Vizoso (3 years ago)
Unas ruinas pequeñas pero con mucho encanto. Perfecto para disfrutar del lugar en el que se encuentra. No hay un camino muy señalizado para subir pero tampoco hace falta escalar. Sólo seguir las marcas de pisadas alrededor de la torre. Llevad zapatos de montaña!
Abraham San Millan (4 years ago)
Lugar remoto. Cerca de La Lora. Al borde de una meseta de más de 600 has hay un torreón digno de Juego de tronos.
Álvaro Menéndez Bartolomé (4 years ago)
En torno a este castillo, que debió ser de pequeñas dimensiones, nació el pueblo actual, cuyo inicio de población se debe a repobladores vascos durante el largo período de la Reconquista. El castillo tiene su origen en la expansión del condado castellano desde la Cordillera Cantábrica durante el siglo IX. El alfoz de La Piedra tenía dos castillos: el castillo de la Piedra y el de Urbel. Ambos estaban destinados a cerrar la penetración en el alto curso del río Urbel. Ambos castillos formaban una línea defensiva con otros castillos cercanos como el desaparecido castillo de Peña Amaya, el ya mencionado de la Piedra, y el de Ubierna. Recomiendo subir al Balcón de la Mesa: vistas espectaculares.
Powered by Google

Featured Historic Landmarks, Sites & Buildings

Historic Site of the week

Caerleon Roman Amphitheatre

Built around AD 90 to entertain the legionaries stationed at the fort of Caerleon (Isca), the impressive amphitheatre was the Roman equivalent of today’s multiplex cinema. Wooden benches provided seating for up to 6,000 spectators, who would gather to watch bloodthirsty displays featuring gladiatorial combat and exotic wild animals.

Long after the Romans left, the amphitheatre took on a new life in Arthurian legend. Geoffrey of Monmouth, the somewhat imaginative 12th-century scholar, wrote in his History of the Kings of Britain that Arthur was crowned in Caerleon and that the ruined amphitheatre was actually the remains of King Arthur’s Round Table.

Today it is the most complete Roman amphitheatre in Britain.