Monastery of San Miguel de Escalada

Villamondrin de Rueda, Spain

San Miguel de Escalada is located 10 km from the Way of St. James pilgrimage route to Santiago de Compostela. The building is an example of Mozarabic art and architecture or Repoblación art and architecture.

An inscription that has disappeared but was published by Father Risco in 1786 gave information about the church's consecration in 951 by Bishop Genadio of Astorga, around the time of the founding of the Kingdom of León. It was constructed on a site dedicated to Saint Michael, probably a Visigothic church.

The monastery church's nave has three aisles separated by columns and large horseshoe arches, with their apses and a crossing, which is not covered by a cimborio or central tower. The choir is separated from the principal nave by three horseshoe arches sometimes called an iconostasis).

Despite the floor plan, the building appears from the exterior as a rectangular block. All arches take down in marble shafts and Corinthian steeples proceeding from other Visigothic or Roman constructions (as it may be appreciated in a cyma carved as from a gravestone, perhaps from the nearby Roman city of Lancia).

The building has wood panels, which are decorated with paintings from the 15th century.

Architectural highlights include a meridional porch fixed by twelve horseshoe arche), which were built in two different phases: the seven occidental arches, with columns and steeples are in the moorish style, while the Mozarabic work from the 10th century is preserved in the alfiz decorations around the arches.

References:

Comments

Your name

Website (optional)



Details

Founded: 951 AD
Category: Religious sites in Spain

More Information

en.wikipedia.org

Rating

4/5 (based on Google user reviews)

User Reviews

Hein Van Der Zande (2 months ago)
Heel verrassend. Je moet het maar ontdekken en oppakken in de gids
Isabel Botía Cascales (3 months ago)
Preciosa iglesia, trato negligente No suelo escribir críticas negativas, pero creo que en esta ocasión es necesario, por si llegase a oídos de algún responsable y tal vez pueda solucionarlo, aunque a la vista de los comentarios que he podido leer ahora, no parece que se hayan hecho mucho eco de las quejas. Hicimos la visita el pasado viernes 17 de mayo. Empezamos mal el día, ya que nos encontramos con que la carretera estaba cortada y, lo que hubiesen sido unos 20 minutos de recorrido, se transformaron en un rodeo de casi una hora. Puede que el GPS tuviera algo de culpa, no sé. Llegamos al lugar y no había nadie. Al aparcar junto a la caseta se asomó por la ventana una señora que parecía hablar por teléfono. Bajamos del coche y, como en la ventana ponía "Taquilla", nos acercamos. No parecía abierta, ni que la persona que se había asomado fuese a atendernos. Empujé la puerta y estaba abierta, así que pasamos al interior de la caseta y a la derecha en un mostrador tras una cristalera estaba la señora que hablaba por teléfono lo que parecía una conversación laboral. Hicimos tiempo a que acabara mirando los folletos que había en un pequeño stand en el centro de la sala, mirando los carteles... y en un momento dado veo que la mujer -sin dejar de hablar al teléfono- ha sacado por la ventanilla del mostrador un taco de post-it en el que ha anotado "3€ pax". Un poco sorprendida por el detalle, me acerco y le pago los seis euros y me entrega los tickets. Como tengo alguna duda sobre la visita, hacemos un poco más de tiempo a ver si acaba de hablar, pero como de la conversación están surgiendo frases como "la gente no tiene educación", "se asoman a la ventana", "pasan sin llamar y sin ni dar los buenos días..." de las que no sé si darnos por aludidos, y la situación se me está haciendo ya incómoda, salimos y nos acercamos hacia la iglesia a ver si la puerta no está cerrada con llave y estamos esperando en vano. Entretanto pensaba para mí que alguien que espera educación de los demás debería al menos tratarlos en consonancia... En ese momento, la mujer sale de la caseta, aún colgada al teléfono y con las llaves en la otra mano, nos adelanta y abre la puerta y, sin dejar su conversación, nos hace un gesto con la mano para que entremos, algo que a mí a estas alturas ya me parece una grosería. Sin decirnos ni una palabra, ni dejar su conversación se dirige hacia la puerta de la torre la abre y se marcha hacia su caseta. Cuando acabamos y nos volvimos al coche, salió de su caseta con las llaves y, sin dirigirnos ni una mirada, se encaminó a cerrar las puertas, esta vez ya sin teléfono... Soy técnico en empresas y actividades turísticas y, como funcionaria que ha trabajado durante diez años en Cultura, no me parece que este comportamiento sea digno de la imagen de una administración ni de la gestión del patrimonio. Quizá la administración competente debería formar a sus trabajadores o, más aún, dotarlos de las mínimas normas de educación. El caso es que alguien debería tomar cartas en el asunto porque no puede ser esta la imagen que reciba un visitante, ni el sabor de boca que debe dejar un lugar con tanto encanto. Nos fuimos de allí bastante contrariados, no obstante voy a dar un cinco, ya que entiendo que una joya del patrimonio como es ésta, un legado ancestral que ha llegado a nuestros días en tan magnífico estado, no merece que el comportamiento de este personaje empañe su imagen. Afortunadamente nuestro día cambió cuando en el Monasterio de Santa María Real de Gradefes, que esperábamos cerrado, nos encontramos con un grupo de estudiantes de turismo encantadores que hacía una visita y nos permitió amablemente acompañarlos.... el Karma a veces te recompensa.
Andres M. Minguez Cavia (3 months ago)
No hay justificación para no visitarlo si estás cerca de Leon. Es magnífico. Lugar único par el significado y por la arquitectura. Entrar es cono entrar entrar en el siglo XI.
Miguel Gómez Navarro (3 months ago)
Lamentablemente servicio turístico. La persona a cargo no respeta los horarios, luego 20 minutos tarde y sin disculparse. Él sitio es espectacular, pero la Junta de Castilla y León debería tratarlo mejor y exigir a sus funcionarios.
Kristýna Blažková (12 months ago)
The lady sold us 3 euro tickets which were supposed to be for a guided tour (visit without a guide is 2 euro),but the only thing she did was open the monastery since we were the first visitors of the day (at 12:30) and given a leaflet in Spanish. She does not speak English,nor is there information about the monastery in English. There are some panels about the current renovations in English to be fair,however,it does not tell you much. Probably not worth the trip.
Powered by Google

Featured Historic Landmarks, Sites & Buildings

Historic Site of the week

Sirmione Castle

Sirmione castle was built near the end of the 12th century as part of a defensive network surrounding Verona. The castle was maintained and extended first as part of the Veronese protection against their rivals in Milan and later under the control of the Venetian inland empire. The massive fortress is totally surrounded by water and has an inner porch which houses a Roman and Medieval lapidary. From the drawbridge, a staircase leads to the walkways above the walls, providing a marvellous view of the harbour that once sheltered the Scaliger fleet. The doors were fitted with a variety of locking systems, including a drawbridge for horses, carriages and pedestrians, a metal grate and, more recently, double hinged doors. Venice conquered Sirmione in 1405, immediately adopting provisions to render the fortress even more secure, fortifying its outer walls and widening the harbour.

Thanks to its strategical geographical location as a border outpost, Sirmione became a crucial defence and control garrison for the ruling nobles, retaining this function until the 16th century, when its role was taken up by Peschiera del Garda.